comunidad.jpg_994133251

El Salvadoreño culpa a los políticos y a las Empresas Privadas de no dar empleo, pero odia los lunes y espera el viernes con muchas ansias para irse a gastar $50 en beber y joder.

Pero tiene cable en su humilde casa, no paga la luz, ni el agua, no paga las multas que recibe por no sacar la licencia o manejar ebrio, come pan con frijoles y a veces no anda para el pasaje, pero tiene el mejor Samsung último modelo contra el agua, le anda el mejor protector de $35 para que no se le raye, con un plan mensual de $20 dlrs.

Recibe multas por no pagar a tiempo los servicios y habla a la defensoria para quejarse cuando se lo corten por no pagarlo, gana el minimo pero gasta $700 al mes, en recargas, alcohol, cigarros y fiestas. Me falta algo? Ah si! Maldito gobierno hijo de puta!!! Politicos ladrones!!! El dinero no me alcanza! Pública en su muro mientras anda en la playa con sus amigos, tomando.

Mientras su familia pasando crisis, en la alimentación, no tienen para comprar el pan, el café los frijoles, pero juanito se gasta el dinero en algo que no debe, Quiere ganar $1000 al mes pero no paso de sexto grado, no respeta las paradas de buses y se enoja cuando el busero no para donde el quiere, ama a los animales, pero no le da de comer, tiene 7 perros rescatados de la calle! Es un heroe! Sensible y animalista que no limpia las suciedad de sus animales.

En la calle, anda pariendo la niña de 14 años su tercer hijo porque los papás consideran que es malo hablar de sexo a los 12 años y ni siquiera le mencionen la palabra “sexo” la abuela se enoja con sus 12 hijos. Preferimos irnos del pais y armar caravanas de migrantes antes que armar caravanas para exigirle a los diputados bajarse el sueldo y devolver lo robado, pagar internet de $45 es mejor que pagar clases de ingles o frances, total lo entiende pero no lo habla.

Si! Malditos empresarios que me quitan la vida poco a poco dice la señorita que a penas le alcanza para sus camisas de zara de $35 para lucirlas en su barrio y tenderlas en el patio del mesón donde sus padres alquilan.

El problema no es el País ni sus politicos, el problema es usted querido Salvadoreño que hace todo esto y no cambia, pero es mas facil andar de País en País dando lastima que dejar de tirar la basura en la calle.

Llego a otro país encontró trabajo y dice, Viva El Salvador! Viva el 503!! orgullosos los que no viven aqui, extraño mi pulgarcito pero no se acuerda que aquí está su mamá sufriendo pobrezas mientras el se gasta lo que gana en alcohol y otros lujos.

Amen dice la señora evangelica que tiene 3 hijos, uno cabecilla el otro preso y el tercero desaparecido pero no se metia con nadie.

Este es El Salvador, este es mi pulgarcito.

 

Anuncios

En cuatro años el presidente Sánchez Cerén ha ocupado $147.96 millones para gastos secretos que su administración se ha negado a transparentar al público. El mal uso de esa partida tiene a dos expresidentes acusados de lavado de dinero. La presidenta de la Corte de Cuentas denuncia que los auditores han detectado movimientos de fondos públicos de gastos reservados a cuentas a nombres de particulares, aunque no precisa si son de la presidencia de Mauricio Funes o de Sánchez Cerén. Sí responsabiliza a esta última administración de obstaculizar el acceso a esas cuentas particulares.

 

get_img
La Presidencia de Mauricio Funes (2009-2014) y la de Sánchez Cerén (2009 a 2018) acumulan casi $500 millones en gastos secretos en 9 años. Foto: Archivo / El Faro

La partida de gastos reservados de la presidencia de Salvador Sánchez Cerén es la tercera más abultada de los últimos 25 años. Solo la superan la de Antonio Saca (2004-2009) y la de Mauricio Funes (2009-2014), los dos expresidentes acusados de peculado y lavado de dinero por el uso discrecional de esta cuenta especial. Saca ya confesó haber usado este dinero del gobierno para beneficio propio. Funes es prófugo de la justicia. El actual presidente efemelenista utiliza los dos mecanismos que el expresidente Funes ocupó para engordar ese rubro y gastar más de lo aprobado por la Asamblea Legislativa en su presupuesto.

Hasta julio pasado, el segundo gobierno del FMLN reporta, según estados de ejecución presupuestaria, $147.96 millones en fondos públicos canalizados hacia esta partida. Estos fondos equivalen a una cuarta parte del presupuesto total con el que ha trabajado Casa Presidencial durante cuatro años del período de Sánchez Cerén y a solo uno de que concluya su período.

La partida de gastos reservados es una sección especial dentro del plan de gastos anual, o presupuesto, de la Presidencia. En principio, el mandatario puede disponer de ese dinero según su propio criterio. El nombre técnico de esa partida ha ido cambiando con el tiempo, pero diferentes informes oficiales indican que los seis presidentes que han ejercido desde 1989 en El Salvador han ocupado esta partida especial.

Los gobiernos de Arena y el primer gobierno del FMLN —hasta 2010— nutrían la billetera de gastos reservados moviendo dinero de los ministerios a Presidencia. Lo hacían sin pedir permiso a la Asamblea Legislativa. La Sala de lo Constitucional prohibió la práctica en agosto de 2010. El consejo de ministros de Funes gestionó entonces la aprobación de una Ley de Presupuesto para 2011, que permitiera hacer estos movimientos. La Asamblea Legislativa lo aprobó. En noviembre de 2011, la Sala volvió a prohibir la práctica. Funes implementó otros mecanismos: recortó partidas del presupuesto de Presidencia y reorientó préstamos para engordar la billetera secreta.

Sánchez Cerén copió estos últimos dos mecanismos que usó Funes. El primero consiste en hacer recortes internos del presupuesto de Presidencia y ubicar ese dinero en los gastos reservados, lejos del escrutinio público. Más de $40 millones reorientó Sánchez Cerén hacia esta partida opaca entre el 1 junio de 2014 y el 30 de junio de 2018. El segundo mecanismo que usó Sánchez Cerén fue desviar fondos de préstamos hacia los gastos reservados. De los $40 millones en recortes internos de Presidencia, por ejemplo, había $1.5 millones que llegaron a Presidencia gracias a un préstamo entregado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Esos $1.5 millones eran parte de un préstamo por $100 millones, que el estado salvadoreño debe pagar antes de 2034. Según el contrato número 2139, suscrito con el BCIE, estos $1.5 millones debían usarse exclusivamente para financiar “proyectos de inversión productiva y social”. La administración Sánchez Cerén movió los fondos de este empréstito a los gastos reservados, una partida opaca que nunca ha sido auditada por la Corte de Cuentas. El BCIE, a preguntas de El Faro, declinó pronunciarse sobre el uso de estos fondos.

El secretario de transparencia, Marcos Rodríguez confirmó a El Faro, el 18 de agosto, estas reorientaciones. “Son dos préstamos del BCIE, aprobados por la Asamblea Legislativa, de los cuales se transfirieron $1.5 millones y $2.5 millones en apoyo a la Administración General de Casa Presidencial. Las transferencias han sido realizadas mediante los procedimientos establecidos en la Ley Orgánica de Administración Financiera del Estado (Ley AFI)”, dijo. Sin embargo, aunque Rodríguez menciona dos préstamos, El Faro confirmó que los $1.5 millones reorientados por la Presidencia hacia los gastos reservados provienen de un solo préstamo del BCIE.

En total, con ese mecanismo, se recortaron más de $40 millones que se sumaron al presupuesto para gastos reservados que la Asamblea Legislativa le había aprobado a Presidencia. En los presupuestos de 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018, los diputados aprobaron a la Presidencia de Sánchez Cerén —en total— $107 millones. Rodríguez defendió este mecanismo: “esta administración es, desde Cristiani a la fecha, la que menos ha modificado el presupuesto de gastos reservados cuando se compara el presupuesto programado con el ejecutado”, justificó.

La salida de dinero de esta billetera secreta —que también fue conocida como partida de gastos imprevistos, gastos reservados y como partida secreta— es posible gracias a una maquinaria dirigida por el presidente de turno, su secretario privado y empleados de confianza de la Unidad Financiera de Casa Presidencial.

El 19 de junio de 2018, el secretario de comunicaciones, Roberto Lorenzana, dijo en una conferencia de prensa que están colaborando con la Fiscalía General de la República para la investigación sobre el desvío de $351 millones de Casa Presidencial, durante el gobierno de Funes. Sin embargo, cuando fue cuestionado por los $147.96 millones —de la partida de gastos reservados del actual gobierno— contestó que no están obligados a rendir cuentas a la población sobre el manejo de dichos fondos públicos.

“La Ley establece penas de cuatro a seis años de prisión por revelar esta clase de información. Si no quieren que los gastos sean reservados, que deroguen estos artículos”, dijo Lorenzana. En la misma línea se expresó hace ocho años el entonces ministro de Hacienda de Funes y ahora embajador de El Salvador en México, Carlos Cáceres: “Ahí hay asignaciones para la Presidencia que constituyen, como su nombre lo representa, para temas reservados, que así lo dice el presupuesto, y que por lo tanto no estoy en la obligación de decirlo, porque son reservados. Si no les gusta a ustedes vayan a la Asamblea y díganles: este rubro no queremos que se llame gastos reservados”, manifestó Cáceres, el 28 de mayo de 2010.

En febrero de 2017, la actual Presidencia divulgó un informe sobre gastos reservados que retrataba una práctica de los presidentes que precedieron a Sánchez Cerén: desaparecer documentos sobre el uso de esa partida. “Los gobiernos de turno adoptaron la decisión de retirar la documentación relacionada con la partida (secreta) a la finalización de los respectivos períodos presidenciales”, consigna el informe.

El 19 de junio de 2018, El Faro solicitó a Presidencia que facilitara reportes contables y facturas de cómo han sido utilizados los gastos reservados durante los cuatro años de gobierno que lleva Sánchez Cerén. La Presidencia respondió, a través de la Oficina de Información y Respuesta (OIR), que, al igual que las anteriores administraciones, no tienen ese material: “de acuerdo con la información solicitada, le informo que la Unidad Financiera Institucional no cuenta con información relacionada a lo requerido”. La Oficina de Comunicaciones de Presidencia declinó responder el 12 de julio de 2018 si Sánchez Cerén también desapareció información sobre el uso de estos $147.96 millones.

La historia, a la luz de lo respondido, se repite en este gobierno. La Fiscalía entrevistó a empleados de Presidencia que conocieron la ejecución de gastos reservados durante la administración del presidente Antonio Saca (Arena) y de Mauricio Funes (FMLN). En estas dos administraciones, la ausencia de facturas, reportes contables y documentación de respaldo sobre el uso de los gastos reservados llevó a enjuiciar a los dos ex presidentes. Uno de estos testigos relató que, a día de hoy, la Unidad Financiera no tiene documentos sobre cómo Sánchez Cerén gastó $147.96 millones.

Saca ya admitió en juicio haber ocupado esa partida, en parte, para pagar sobresueldos a todo su gabineteampliado (ministros, viceministros, presidentes de autónomas): billetes en un sobre que complementaban los salarios y que no se declaraban a Hacienda. Aunque Funes lo niega por redes sociales desde su exilio en Nicaragua, una de sus funcionarias, la exministra de Salud, María Isabel Rodríguez, admitió a finales de 2016 que durante ese mandato los sobresueldos siguieron pagándose.

El Faro buscó una entrevista con el secretario privado, Manuel Melgar; con el secretario de comunicaciones, Roberto Lorenzana; y con el secretario de transparencia, Marcos Rodríguez para hablar sobre los controles a los gastos reservados, sobre las cuentas de banco a nombre de particulares detectadas por la Corte de Cuentas y sobre cómo opera el mecanismo de salida de dinero de los fondos reservados de la actual Casa Presidencial. Este medio también envió preguntas el 26 de julio al ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, sobre las reorientaciones de fondos provenientes de préstamos, y buscó una reacción del representante del BCIE en El Salvador sobre el destino de $1.5 millones que este banco prestó al gobierno salvadoreño. Al cierre de esta nota, solo Marcos Rodríguez respondió sobre los préstamos reorientados, pero dijo no estar autorizado a dar información sobre el resto de las interrogantes.

—Conocimos que la Presidencia de Sánchez Cerén negó el acceso a cuentas de banco a nombre de particulares a auditores de la Corte de Cuentas, cuentas donde han sido canalizados gastos reservados. Conocimos que alegan secreto bancario. ¿Por qué impidieron el acceso a esas cuentas de banco? —preguntó El Faro.

—Son aspectos que no son de mi competencia y tengo conocimiento que es información reservada, por estar en proceso entre Casa Presidencial con Fiscalía General de la República y/o Corte de Cuentas. En consecuencia, estoy legalmente impedido a revelar información —contestó Rodríguez.

La billetera secreta de Sánchez Cerén

Cuando la Fiscalía ordenó la captura del expresidente Antonio Saca por el uso arbitrario de los gastos reservados en octubre de 2016, Sánchez Cerén ya había sacado $100 millones de esa misma partida, pero con una maquinaria diferente a la usada por el exarenero. Ese mes de 2016, tres personajes claves en la salida de dinero de Casa Presidencial fueron capturados junto con Saca: el jefe de la unidad financiera, Francisco Rodríguez Arteaga; el tesorero, Jorge Alberto Herrera; y el contador del secretario privado, Pablo Gómez. Los tres enfrentan acusaciones por lavado de dinero y por peculado. Rodríguez ya confesó haber cometido peculado y lavado de dinero; y Herrera, peculado, para lograr un proceso abreviado, mientras que Gómez podría seguir el proceso tradicional. Esas confesiones ocurrieron solo para el caso de Saca. Sin embargo, esos funcionarios pasaron de administración en administración, hasta que fueron capturados. Trabajaron con Calderón Sol, Flores, Saca, Funes y, durante al menos dos años, con Sánchez Cerén.

La Fiscalía acusó a los tres empleados de la Presidencia de colaborar con el expresidente Saca y luego los acusó, en junio de 2018, de colaborar con el expresidente Funes en el desvío de fondos públicos de la partida de gastos reservados hacia cuentas inscritas a nombre de particulares. Para abrir estas cuentas necesitaban contar con la aprobación de la Dirección General de Tesorería en el Ministerio de Hacienda, según establece la Ley Orgánica de Administración Financiera (Ley AFI). Todavía es un misterio si en la administración de Sánchez Cerén han seguido operando con cuentas a nombres de particulares para canalizar fondos públicos, pues Presidencia asegura no tener información sobre el flujo de ese dinero.

La presidenta de la Corte de Cuentas de la República (CCR) Carmen Elena Rivas Landaverde, nombrada en agosto de 2017, comunicó a El Faro el pasado 10 de julio que había comenzado a auditar el periodo de Funes y el de Sánchez Cerén.

Landaverde aseveró que los auditores encontraron la existencia de cuentas a nombre de particulares que reciben fondos públicos de la partida de gastos reservados. Sin embargo, a preguntas de El Faro, no puntualizó si esas cuentas correspondieron al gobierno Funes o al de Sánchez Cerén, los únicos dos períodos que su administración ha auditado. Tampoco precisó a nombre de qué personas particulares están dichas cuentas, pero sí explicó cómo su existencia obstaculiza la investigación.

“Los auditores intentaron entrar al rubro de gastos reservados. Llega acá el gasto reservado y hasta acá ellos tienen acceso. Luego están esas cuentas, pero como están a nombre de personas particulares, la administración de turno, del presidente Sánchez Cerén, les ha dicho que esas cuentas ya son de particulares. Argumentan que como ya están en una cuenta particular ya son bienes particulares y que ya no son sujeto de fiscalización, que ya no tiene alcance la auditoría”, dijo Landaverde.

—¿La presidencia de Sánchez Cerén alega secreto bancario para impedir auditorías a los gastos reservados? —preguntó El Faro a Landaverde.

—Sí. Exactamente. El hecho de que pongan estos fondos públicos en cuentas privadas no hace el fondo privado —respondió la titular de la Corte de Cuentas

—¿Tras la captura de Francisco Arteaga, Pablo Gómez y Jorge Herrera en octubre de 2016 continúa habiendo cuentas particulares en la administración de Sánchez Cerén?

—No le sabría decir, porque todavía está en ejecución este examen del año 2017. El análisis de los gastos reservados se va a sacar de la auditoría de ese año y se va a incluir en un examen especial de los gastos reservados que va a abarcar desde 2013 a la fecha —agregó Landaverde. Este examen (que se enfocará en los gastos reservados) estaba programado para comenzar el 23 de julio de 2018.

El 19 de junio el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, respondió en una conferencia de prensa que desconocía si hubo cuentas privadas durante el gobierno Funes o si existen durante la administración de Sánchez Cerén para canalizar gastos reservados. “Me preguntan sobre cuentas privadas. No le sabría decir cuáles eran las cuentas privadas, pero cuando hay indicaciones de una agencia de cooperación, de un organismo internacional, las cuentas se abren siempre con un nombre del proyecto de inversión, del nombre del préstamo, pero no hay regulación que establezca que va a haber cuentas a nombres de personas en particular”, dijo Fuentes.

El manejo de fondos reservados en cuentas a nombres de particulares fue una de las prácticas que la Fiscalía objetó al expresidente Saca en su acusación por peculado y lavado de dinero. Abrir esas cuentas fue uno de los pasos para proceder al desvío de fondos públicos de Casa Presidencial. El mismo expresidente Saca confesó el 9 de agosto, durante su juicio, que durante su administración habían abierto las cuentas sin pasar por el filtro de Hacienda.

Un testigo de la Fiscalía en el caso Saca explicó cómo funcionaba la administración de cuentas bancarias de Presidencia durante diferentes administraciones, incluida la de Sánchez Cerén, porque declaró hechos ocurridos después de la llegada del actual presidente. “Es el Secretario Privado de la Presidencia de la República el que nombra al titular y a los refrendarios de las cuentas”, dijo. Negó tener conocimiento sobre la existencia de cuentas a nombre de particulares abiertas por Francisco Rodríguez, Pablo Gómez y Élmer Charlaix, durante el gobierno Saca. Sin embargo, el testigo confirmó lo revelado por la Fiscalía, en cuanto a que la Presidencia emitía cheques a nombre de un proveedor ficticio para facilitar la salida del dinero: el proveedor tenía el nombre “Gastos Reservados de Presidencia”.

El testimonio de ese testigo revela que a partir de noviembre de 2016, durante la administración de Sánchez Cerén y después de la captura de los tres empleados de Presidencia, fue modificado el nombre del proveedor: “los gastos reservados actualmente se le entregan a la OIE (…) Elaboran un cheque en tesorería a favor del Organismo de Inteligencia del Estado (OIE), el cual es firmado por el jefe de tesorería y por el refrendario, José Armando Escobar”. Escobar es el jefe de presupuesto de Presidencia y —según ese testimonio— el secretario privado, Manuel Melgar, es el segundo refrendario, por ser el jefe superior inmediato del área administrativa de Presidencia.

El testimonio continúa: a partir de noviembre de 2016, dijo el testigo, salieron cheques de la partida de gastos reservados de Sánchez Cerén por $1 millón desde la Presidencia a nombre del OIE. Este testimonio también perfila a una Unidad Financiera de la Presidencia que no exige documentación de respaldo para justificar cómo son usados estos fondos públicos, y que no tiene cómo explicar qué clase de bienes o servicios son comprados con los gastos reservados, ni para beneficiar a quién. “El único documento de soporte que he observado es la orden de pago y el compromiso presupuestario”, especificó el testigo de la Fiscalía, para reforzar su punto de que no recogen información sobre cómo son usados estos fondos públicos en esta administración.

39580499_986113588235205_8445898439912325120_n

En los últimos 25 años, 6 presidentes gastaron más de mil millones de dólares sin rendir cuentas a la población. En el caso del presidente Cristiani, los $5.5 millones corresponden solo a los últimos meses de su mandato, del 1 de enero de 1994 al 31 de mayo de 1994. En el caso de Sánchez Cerén los $147.96 es el monto de los gastos reservados ejecutados del 1 de junio de 2014 al 30 de junio de 2018.

Esta Presidencia gasta en secreto $36.99 millones cada año 

En los últimos cinco meses de gestión, Mauricio Funes gastó $27 millones de la billetera secreta de la Presidencia. Sánchez Cerén continuó con la práctica: en sus primeros seis meses (del 1 de junio de 2014 al 31 de diciembre de 2014) usó de manera discrecional y sin vigilancia $15 millones. En 2015, fueron $52.5 millones; en 2016, $32.99 millones.

En 2017 la Presidencia gastó en secreto $31.53 millones. Fue el único año en el que hubo recortes a esta billetera secreta. En el plan de gastos que la Asamblea le había aprobado, esta partida incluía $32 millones. Por primera vez, gastó menos de lo previsto.

2017 fue el año de la crisis fiscal de esta administración. Estuvo marcado por el impago parcial de $28.8 millones en abril de ese año. El gobierno no canceló la cuota de la deuda adquirida con los propietarios del fondo de pensiones, es decir, con los trabajadores que alimentan ese fondo con sus ahorros. Como consecuencia, las tres principales calificadoras de riesgo degradaron la nota del país. Fue hasta septiembre de ese año, con cuatro meses de atraso encima, cuando el gobierno logró un consenso legislativo con Arena que permitió una salida financiera que castigó a los trabajadores. Estos dos partidos aprobaron una reforma que aumentó el descuento o cotización que se deduce del salario de los trabajadores para incorporarlo al fondo de pensiones. Mientras eran implementadas estas medidas, la Presidencia apenas sacrificó $566,000 de la partida de gastos reservados.

Hasta el 20 de junio de 2018, Sánchez Cerén ha utilizado $15 millones de su billetera secreta, pero en total está programado que sean $24.16 millones, de acuerdo con el plan que fue aprobado. Así, la Presidencia lleva un ritmo promedio de gastos secretos de $36.99 millones por año desde que Sánchez Cerén asumió como mandatario.

El 18 de junio de 2018, el secretario de Transparencia, Marcos Rodríguez, durante una entrevista en el programa Focos, se desligó de la responsabilidad de transparentar el uso de gastos reservados. “Cuando la ley dice que un gasto es reservado, es porque es un gasto reservado. Para eso está la Corte de Cuentas. En ningún lado del Reglamento Interno dice que la secretaría o subsecretaría podía auditar esos fondos”, argumentó.

La Corte de Cuentas nunca había auditado los gastos reservados

El gran actor ausente en la historia de los gastos reservados es precisamente el que tenía la responsabilidad de vigilar su uso: la Corte de Cuentas. La presidenta del ente contralor admitió a El Faro que tras una indagación interna concluyeron que todas las auditorías a Casa Presidencial están limpias, y que en ninguna de las auditorías hubo revisión de gastos reservados, porque ningún presidente dio acceso a la información. O sea, que esa institución absolvió de irregularidades a varios presidentes a pesar de no conocer cómo utilizaron muchos millones.

La billetera secreta presidencial de los últimos 25 años suma $1,008 millones, cuyo uso nunca fue auditado. De ese total, $498.9 millones corresponden a los dos gobiernos del FMLN. Otros $509.7 millones a la suma de los períodos en que gobernaron los areneros Alfredo Cristiani (1989-1994), Armando Calderón Sol (1994-1999), Francisco Flores (1999-2004) y Antonio Saca (2004-2009).

“Los auditores alegaron que Presidencia nunca dio acceso a los gastos reservados en todas las administraciones anteriores”, dijo la presidenta de la CCR. Tras ser cuestionada sobre quién debe asumir la responsabilidad de esta grave omisión, esto respondió: “los auditores podrían haberse plantado en un momento determinado para decir: ‘yo voy a establecer el hallazgo si no me dan la información’. Pero también pudo haber sido el criterio de las administraciones anteriores”.

El uso arbitrario de esta billetera secreta, de 2004 a 2009, tienen en prisión al expresidente Saca desde finales de octubre de 2016 y con orden de captura al expresidente  Funes (vigente desde junio de 2018), por beneficiarse de gastos reservados de 2009 a 2014. Funes huyó en septiembre de 2016 a Nicaragua, donde el presidente Daniel Ortega le concedió asilo bajo el argumento de que es perseguido políticamente por la Fiscalía salvadoreña. En tanto, Saca podría recibir diez años de prisión y ser obligado a devolver al estado $25 millones, como máximo, gracias a su confesión, resultado de un acuerdo con la Fiscalía.

Las investigaciones de la Fiscalía dieron a conocer el desvío de $301 millones durante la administración de Saca: $7 millones acabaron en sus empresas radiofónicas a través de una cadena de transferencias, y más de $7 millones fueron desviados al partido Arena. En junio de 2018 dieron a conocer la acusación por el desvío de $351 millones durante la administración de Funes, que favorecieron al presidente, a su familia y a su círculo cercano con privilegios por más de $10 millones. La partida de gastos reservados ha sido el fondo del que, según la Fiscalía, sacaban ese dinero esos presidentes.

En la CCR, estas reorientaciones de fondos públicos pasaron sin pena ni gloria. De hecho, Saca recibió un finiquito de Hernán Contreras, entonces presidente de esa institución; y Mauricio Funes, de Rosalío Tóchez. Esos documentos certificaban que tanto Funes como Saca no tenían procesos pendientes en la CCR, a pesar de que ni Funes ni Saca —según la actual presidenta de la Corte— dieron acceso a la información sobre el uso de los gastos reservados. Saca admitió en su confesión que esa institución hacía evaluaciones superficiales antes de otorgar los finiquitos.

En su testimonio ante la Fiscalía, el excoordinador de auditoría Alfonso Bonilla responsabilizó al expresidente de la CCR, Contreras, de esta omisión. Bonilla dijo que Contreras le pidió no auditar el uso de los gastos reservados del expresidente Saca ni del primer año del expresidente Funes. De acuerdo con Bonilla, recibió la orden de solo limitarse a comparar si el dinero entregado por el Ministerio de Hacienda a la Presidencia coincidía con el monto gastado.

Por su parte, Tóchez dijo a El Faro en julio de 2018 que la ley del Organismo de Inteligencia del Estado le impedía hacer auditorías a estos fondos públicos. “En septiembre de 2001, nace la Ley del OIE. El artículo ocho establece que (la información sobre los gastos reservados) solo lo va a manejar el presidente de la República. A quien le da cuenta el presidente es a la Asamblea Legislativa”, se excusó Tóchez. “Si tanto les araña el corazón (a los partidos), ¿por qué no quitan esos tapones?”, añadió.

La actual presidenta de la Corte asegura que si desde Presidencia no facilitan la información, entonces sumarán los recursos canalizados a la partida de gastos reservados para objetarlos como hallazgos que pueden pasar a una etapa de juicio de cuentas. En esta segunda etapa, la Corte puede determinar una responsabilidad administrativa y multar hasta un máximo de 80 salarios mínimos a funcionarios o, en el caso más grave, establecer que hay una responsabilidad patrimonial, lo que implica que un funcionario debe ser obligado a devolver al Estado todos los fondos públicos faltantes.

“Si no hay documentación, todo el presupuesto y todas las transferencias que hayan sido direccionadas a ese rubro de gastos reservados habría que cuestionarlo, porque no hay evidencia de en qué se gastó”, dijo Landaverde. La funcionaria denunció que la administración de Sánchez Cerén entorpeció a los auditores el acceso a la información sobre el destino de los gastos reservados. La respuesta de la Presidencia es que, una vez estos fondos públicos aterrizan en cuentas a nombre de particulares, la auditoría ya no puede abarcarlas, porque las cuentas están protegida por el secreto bancario. Sin embargo, Landaverde no quiso explicitar si esas cuentas privadas se usaron en esta administración o en la de Funes. Landaverde advierte que si los auditores encuentran que Casa Presidencial sigue usando este argumento, notificará a la Fiscalía.

El 14 de agosto, El Faro consultó a Landaverde, a través de mensajes a su asistente, si Presidencia por fin permitió que los auditores revisen los gastos reservados, pero no hubo respuesta.

El rol que tuvo el Banco Central

Cuando la Fiscalía reveló el 8 de junio de 2018 el desvío de $351 millones durante la administración de Funes, precisó que al menos $292 millones salieron en efectivo del Banco Hipotecario. Billetes de denominación de $100 eran sustraídos en bolsas negras de basura por personal de Casa Presidencia, según testigos.

En El Salvador, los billetes son importados desde la Reserva Federal de Estados Unidos por el Banco Central de Reserva (BCR), ya que no se pueden imprimir en el territorio. Posteriormente, los bancos comerciales depositan y retiran del BCR billetes de distintas denominaciones, para suplir la demanda de efectivo. En una conferencia del 19 de junio, el presidente del BCR, Óscar Cabrera, negó que la institución que preside importe billetes de $100. “Desde el año 2009, el BCR no ha realizado importaciones de billetes de $50 ni de $100″, aseguró.

Aunque después explicó cómo es que llegan los billetes de $100 al BCR. “La demanda de los billetes de $100, que se ha hablado mucho en los medios de comunicación, y (de los billetes de) $50, se cubre con los depósitos que efectúan los bancos que provienen de remesas familiares, de las transacciones de bienes y servicios con el resto del mundo, del turismo u otras circunstancias”, dijo Cabrera.

Carlos Acevedo, quien fungió como presidente del BCR de junio de 2009 a abril de 2013, dijo a El Diario de Hoy que a él le llamó la atención que era el Banco Hipotecario el que más retiraba billetes de $100 del BCR durante la administración de Funes. “El sistema es así: los bancos hacen su sistema de tesorería. Ellos continuamente están yendo a traer dinero del Banco Central para tener listos en sus órdenes cuando la gente llega. Me llamó la atención que el Banco Hipotecario estaba retirando entre el 80% y el 90% de todos los retiros de billetes de a $100 del sistema”, explicó Acevedo.

Cuando Cabrera fue consultado por El Faro si ha seguido funcionando el mecanismo de retiro de fondos públicos del Banco Hipotecario, en fajos de billetes de $100, durante la administración de Sánchez Cerén, dijo que no podía dar una respuesta. “El Banco Central no puede dar detalles de cómo los bancos realizan operaciones de retiros y depósitos de sus cuentas en el BCR, en cumplimiento del secreto bancario”, contestó el 16 de julio.

El 12 de julio,  El Faro solicitó al BCR estadísticas sobre retiros de billetes de $100, para saber si el Banco Hipotecario continúa siendo el que retira entre el 80% y el 90% de los billetes de $100. El Banco Hipotecario pidió al BCR no entregar la información. “No conceden su consentimiento para entregar la información solicitada”, comunicó la Oficina de Información y Respuesta (OIR) del BCR, a través de una resolución del 25 de julio de 2018 en la que dieron a conocer que clasificaron como confidencial dicha información. De hecho, los otros bancos que operan en el país tampoco accedieron a que el BCR entregara la información a El Faro.

El 17 de agosto, la oficial de comunicaciones del Banco Hipotecario, Rosalba Asturias, dijo que no podía trasladar preguntas a la presidenta del Banco Hipotecario, Nora Mercedes Miranda de López, sobre la negativa a entregar la información, porque ella renunció. “La señora Nora Mercedes ya no labora en el banco. Renunció entre el 13 y el 14 de julio. El nuevo presidente, Óscar Armando Pérez Merino, asume hasta el 21 de agosto”, respondió por teléfono.

39799665_986114604901770_4571105951939035136_n

Captura125

Fuente:  https://elfaro.net/es/201808/el_salvador/22235/S%C3%A1nchez-Cer%C3%A9n-copi%C3%B3-mecanismos-de-Funes-para-gastar-en-secreto-$14796-millones.htm


2017122212390041812

En diciembre de 2017 se conoció que el partido ARENA, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) y otras organizaciones de  derecha habrían recibido parte del dinero sustraído por Elmer Charlaix, secretario privado del expresidente Elías Antonio Saca, procesado por la apropiación de $19 millones de dólares.

Así lo reveló a periodistas, según consta una nota de la agencia APS, uno de los fiscales a cargo del caso de presunta corrupción de Charlaix, durante el gobierno de Saca, entre los años de 2004 y 2009.

Desde el inicio del proceso Charlaix presentó documentos de los destinatarios de los fondos cuestionados. Confirmó que $400,000 dólares fueron enviados desde una cuenta institucional de Casa Presidencial al partido ARENA.

Pero las  revelaciones de uno de los fiscales del caso señalan que además de ARENA, también habría recibido dinero de Casa Presidencial la ANEP.

El fiscal dijo que la ANEP había recibido también sumas de dinero desde Casa Presidencial durante el gobierno de Saca. Esos fondos forman parte de los $19 millones cuestionados a Charlaix, explicó el fiscal específico.

Saca es acusado de desviar $300 millones de dólares de cuentas del Estado a cuentas de particulares y de empresas. Pero este día se conoció que se declara culpable para bajar su condena, cuyo proceso ya ha sido negociado con la Fiscalía.

Consta en los expedientes en poder de la Fiscalía los documentos que confirman los cheques girados al partido ARENA, desde cuentas institucionales de Casa Presidencial, según reiteró el fiscal del caso.

Pero los hallazgos confirmaron que varias fundaciones y organizaciones de derecha, como la ANEP, recibieron fondos de Casa Presidencial y que los cheques fueron emitidos por Charlaix, reiteró el fiscal.

“Habría que seguir una pista si esas instituciones sabían la procedencia del dinero y en que concepto lo recibieron”, dijo a los periodistas el fiscal del caso en ese momento.

fuente: http://www.diariolahuella.com/articulo/judicial/arena-anep-fueron-destinatarios-dinero-sustraido-secretario-privado-saca/20180807145257005054.html


Audiencia-saca3

 Foto EDH / archivo

Allá por el 2012, se escandalizaban algunos por las publicaciones que hacían los diferentes medios independientes del país, los secretos a voces que pululaban en las redes sociales y que todo mundo sabia…

Lastimosamente la aceptación de los delitos no aseguran la recuperación de lo robado, ni mucho menos la purga de la pena total merecida por las ventajas que permite nuestras leyes a los que las hicieron… la culebra solo pica a los descalzos recuerden…

Se hará justicia…? teóricamente si… es justa..? rotundamente no…

Es el primer caso en la historia y espero no sea el ultimo pero hay que revisar todas esas leyes con TRAMPA,  hechas a la medida de los que las hicieron y que solo joden al que se roba una gallina y beneficia a los que desfalcan el dinero de todo el país…

Espero una noticia parecida pronto en el caso del Bachiller Funes Cartagena...


Por Mauricio Peñate .

En la época precolombina en el territorio de los pipiles, los mayas y olmekas, entre otras razas o tribus que poblaban lo que hoy se conoce como Mesoamérica, realizaban reuniones de Fraternidad bajo la sombras del árbol de conacaste (Huanacaxtle en el idioma Nahuatl), a esas reuniones se les llamabas con el nombre Huanacax (nótese el fonema en español = guanacas).

En estas reuniones la palabra guanaco era utilizada como un sinónimo de “hermandad”, debido a que en el idioma Potón – Lenca ”guanaco” quiere decir hermandad (El lenca se hablaba en la costa del Atlántico de Honduras).

El doctor don Tomás Fídeas Jiménez (que fue maestro de un grupo de estudiantes ávidos de conocimientos sobre la cultura de nuestros ancestros) nos enseño que don Pedro de Alvarado, al llegar a la tierra de los Pipiles (antes de recibir la flecha que lo dejó cojo para toda su vida), le envió una correspondencia a don Hernán Cortez en la cual le informaba que había llegado a la Tierra de los Huanacax (recordemos el fonema de nombre del árbol Huacacaxtle).

Por lo dicho anteriormente, a los habitantes de la tierra cuzcatleca se les denominó guanacos.

Es de aclarar que en tiempos de la conquista en las tierras de mesoamericana, debido a la distancia que se tiene con la región andina, no se conocía la existencia de esos animales de carga que existen en esa región, como es el guanaco, que es un animal tonto, curiosos, que escupe y aguanta con toda la carga que se le ponga (es un error comparar al salvadoreño con esos animales).

Aclarando el motivo del por qué a los salvadoreños nos llaman guanacos, me siento orgulloso de ese gentilicio, pues la gran mayoría de salvadoreños, somos fraternos y demostramos una gran hermandad a otras personas.

Si alguien se burla del gentilicio guanacos, es porque no investigan y no conocen el origen de dicha palabra y se dejan llevar por lo que dicen los ignorantes.

Los saludo con la gran fraternidad y hermandad de todo salvadoreño nacido en la tierra de los Huanacaxtle (Conacaste) que se siente orgulloso de ser un GUANACO.

 

Fuente: https://www.facebook.com/noel.bermudezespinosa/posts/1924541977760580


Vos te crees listo porque le diste paja a un vergo de dundos…

Acusas a ITR de ser un Troll de Arena ¿ Tan inteligente haces a los areneros? ¿ O Tan dundo te has vuelto?

¿ Sabes quién sos ? Al parecer no y por eso mismo te lo vamos a decir .

Trataste de llenar vacíos emocionales con relojes, carros y millones de dólares, a cambio del honor de un hombre y la traición a un pueblo que no se lo merece porque confiaba en vos antes que en tu partido. Pero te pelaste. Se te subio la mostaza a la cabeza y rapidito. Tu vida personal es un solo desvergue y tu mandato fue el reflejo de tus desvergues de egolatría y narcisismo.

Sabemos de sobra que el dolor ajeno es lo que menos te importa y que ahora tu grupo de amistades se limita a un vergo de mafiosos. Dale paja a la Michy que es una bicha de pueblo que cambió tus discursos pseudo intelectuales por temas de revista “Vanidades”.

Tu tranquilidad y el alimentar tu ego dependen ahora de la Viagra. Hoy vives en una gran cárcel que se llama Nicaragua. Te convertiste en desterrado. En El Salvador eras el expresidente Funes y te encanta ese título pero el único que te quedó ahora es el de prófugo de la ley y de tus propios demonios.

Pasas leyendo el libro “Las 48 Leyes del Poder” y tratando de que tus trolles y seguidores te aplaudan desde lejos tus idioteces. Deberías de aprender a sonreír y tratar de enmendar esa huella de muerte y destrucción de personas, hogares, hijos e instituciones que vas destruyendo a tu paso.

Eres un “caníbal” emocional, creerte listo no te hace inteligente .Te has burlado de varios pero terminaras mal Mauricio Funes y eso se llama Karma, causa y efecto o Ley de compensación.
Aquí no se trata de un tema político solamente, se trata de decirte que como persona sos una basura. Tenías 80 armas pero 2 huevos para hacerle frente al hueveo no tuviste.

Ya no eres nadie ni tienes amigos y peor la lealtad de alguien. Todos quieren como hienas sacarte algo. Das lástima Mauricio Funes. Seguí dándole paja a los pendejos porqué alguien que sea inteligente jamás te creería 1 palabra. Vos tampoco podés confiar en los que te rodean porque robaron y les enseñaste la deslealtad para obtener dinero.

Llorabas una vez en la noche en los pasajes de una pomposa colonia de San Salvador rogándole por sus berrinches a la que hoy es tu pareja porque los 20 chuchos y los 32 vehículos no te enseñaron la dignidad y hombría. Me atrevería a decir, casi sin temor a equivocarme, que fuiste abusado sexualmente de niño porque tu comportamiento es de un sicopatapa abusador con los débiles.

En las noches tus pensamientos te torturan pero aún tenés la osadía de hacerte la víctima porque eres un cobarde para reconocer que eres un mañoso. Tus mensajes son tu desahogo. Pobrecito Mauricio Funes en lo que terminaste.

Pasaste de presidente a viejo verde enamorado y ahora un panzón acomplejado lleno de rabia porque nunca fuiste aceptado ni entre las ratas de piñal de la vieja oligarquía peor aún por los intelectuales y gente honesta. Te duele recordar tu pasado cuando eras un acabado hoy eres igual de prepotente pero con dinero. Tu esencia sigue siendo una mierda.

Desde lejos miraras los entierros fúnebres de los tuyos y las celebraciones de gloria de una patria que cada día te ignora más, pero jamás te olvidará, aunque tu recuerdo produce asco.

En tus opiniones estás igual que con tus amoríos, quieres presumir y ya no Mauricio porque a vos te encanta el refil de chicle masticado…

La derecha corrupta celebra tu partida porque eres una serpiente menos en ese canasto de la política salvadoreña. Algunos salvadoreños lo único que sentimos por vos es lástima… Ahora vives y comentas desde tu mundo falso y paralelo a la realidad como un show maquiavélico que solo muy pocos nos damos cuenta de tu manipulación mediática.

La única verdad que decis hasta ahora es que la derecha es corrupta pero que lástima que solo la usaste como una frase para ganar votos y cometiste el mismo delito que por años condenaste.

Saludos viejo…

Fuente: https://www.facebook.com/ITR-Noticias-Oficial-P%C3%A1gina-Original-810551729108566/


marvin galeas

Marvin Galeas, 1o septiembre 2016 / EDH

Por los días en que usted comandó una racha de espectaculares victorias militares, en el frente paracentral, que dejó una enorme cantidad de bajas a la Fuerza Armada, se convirtió en un héroe el equipo de Radio Venceremos. Todo ello a pesar, usted sabe, de la fuerte rivalidad que había entre Las Fuerzas Populares de Liberación y el Ejército Revolucionario del Pueblo.

diario hoyA usted no lo conocí nunca en persona. Pero tanto Facundo Guardado, Dimas Rodríguez, Salvador Guerra y el mismo Salvador Sánchez Cerén, cuando les pregunté, tenían un alto concepto suyo como un excelente cuadro político-militar. Fue en los periódicos que de tanto en tanto nos llegaban al frente de guerra, que vi su foto, cuando hizo entrega de decenas de prisioneros de guerra a la Cruz Roja, en Quebrada Seca, si mal no recuerdo.

Allí estaba enfundado en su uniforme militar, flaco, demacrado, y con unos lentes de miope que le cubrían casi la mitad de la cara. Su expresión en esa fotografía en blanco y negro era la del típico guerrillero guevariano: idealista, resuelto, valiente, dispuesto a morir y matar.

Muchos estaban dispuestos a dar la vida, pero no todos a quitársela a otro aunque fuera en combate. Usted fue uno de los mejores comandantes de campo. Cuando terminó la guerra, un compañero suyo, que era amigo mío me comentó que usted era uno de los cuadros de las FPL con mayores virtudes revolucionarias: humilde, sencillo, honrado, leal, justo. Lejos quedaron esos días.

Dicho lo anterior, comandante, ¿Qué pasó? Ahora, usted en el poder es todo lo contrario de lo que me dijeron: Arrogante, insensible, injusto, protector de sinvergüenzas (nunca un adjetivo fue más acertado que ese para referirse al asunto). Del flaco, idealista y sencillo, solo ha quedado un funcionario gordo, que no le da pena decir que aconsejó a un presunto delincuente que evadiera la justicia.

Comandante Milton, convertido ahora en diputado Medardo, le invito a que se ponga la mano en el corazón y piense en Polín Serrano, en Juan Chacón, en Felipe Peña Mendoza, en Dimas Rodríguez, en tantos muertos, estudiantes y obreros en las calles de la capital, recuérdelos por favor y piense. ¿Tanta sangre generosa derramada fue para que usted defienda a ese sujeto?

El comandante Chele Luis, miembro del comité central del ERP, un mítico guerrillero, muerto hace poco de cáncer, fue destituido de ese cargo, solo porque usó un dinerito sobrante para ponerle radio al viejo pick up que usaba para trasladar armas. Lo compró para no dormirse en esas madrugadas llenas de retenes. Dijeron que eso era un lujo innecesario.

Y ahora usted hace una defensa del señor de los zapatos de mil dólares, las chicas reconstruidas, los cien fusiles, (ni uno de ellos lo usó como usted y tantos humildes en la guerra) las lujosas mansiones todo supuestamente con dinero mal habido. Le pregunto ¿Fue para que ese sujeto se diera la gran vida, con dinero ajeno supuestamente, que tanta gente murió?

Asilados políticos fueron Roque Dalton, Fabio Castillo Figueroa y tanto otros luchadores sociales perseguidos fieramente por los gobiernos de turno. Pero ¿Y al señor “Carro de Lujo”, qué gobierno lo persigue? Ustedes son sus amigos.

De manera indigna e indignante lo protegen. ¿O me va a decir usted que Jorge Velado o Mauricio Interiano o Margarita Escobar planean matar a ese señor? Me niego a escribir o decir el nombre de ese sujeto que parece haber nacido solo para hacer el mal, insultar, denigrar y de ser cierto lo que dice la fiscalía también para…

En lo personal no soy hombre de rencores. Le confieso que incluso tengo cierto respeto por algunos de sus compañeros como Lorena y Gerson, por equivocados que estén. A mí no me motivó ir a la guerra el odio por nadie, sino el amor por la gente humilde, que sigue siendo tan pobre o más que antes de la guerra. Pero me cuesta, me cuesta con el dueño de la lengua más viperina del universo y sus alrededores.

Las “masas” no están con lo que quedó del FMLN, ese partido que superó en todo los desaciertos de ARENA y no aprendió nada de lo bueno de ese partido. No se atreverá usted a llamarle “masas” a Margarita Posada y sus agitadores profesionales.

Monseñor Romero solía decir que la justicia en este país es como una culebra que solo pica al descalzo. Y con su ayuda, comandante Milton, a esa culebra le será todavía más difícil picar al señor con zapatos Ferragamo de mil dólares. ¡Qué pena!

 

Fuente: https://t.co/ngfaKVkAbY

P.D. Y Marvin no es el único que ve con decepción la manera que tantos de esos comandantes guerrilleros olvidaron los motivos e ideales por lo que se lucho durante la guerra… ahora ataviados con sacos y prendas lujosas, viajando en vehículos ultimo modelo, comiendo platos cuyo valor podría hacer comer a una familia por una semana…. pensando únicamente como seguir llenándose los bolsillos con el dinero del pueblo y protegiendo a sus cómplices… JOSDEPUTA TODOS…!!